El pájaro y el ventanal

Heraclitándose va la mirada de la ausencia. Recorre sin prisa la plaza y sus
besos, mientras el centro de San Salvador se derrumba partícula tras partícula,
como una lágrima sobre las mejillas pálidas de una mujer triste parada frente a
su antigua ventana o espejo.
A esta mujer le revolotea un pájaro sencillo, se le huye de los ojos, se reusa a
estar en el hueco cerebral por más tiempo, se estremece de sus alas atrapadas
en los ojos cansados y tristes, iniciando su lucha por alcanzar el viento.
Por fin, un ligero aire arranca un recuerdo, cae la jaula y su cabello gris sobre el
pecho de la anciana, dejando su imagen sin movimiento explícito, sin aliento; El
pajarito queda libre de las ventanas viejas, llora una brisa tierna en su vuelo y
se hace estatuilla en movimiento total, en la Plaza Libertad para siempre.

daniel merlos

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s