Querido Cortázar

Lamento decirte, que el día de ayer, miércoles 3 de Abril del corriente, a las 24 horas, uso horario de El Salvador, logré construir un artefacto contraproducente a uno de tus cuentos; no mencionaré el nombre, sabés bien cuanto lo quiero.

En fin, con un procedimiento menos graso y menos mecánico, he descubierto que la resurrección ocurre en el último beso. Pero, yendo al grano, y lo lamento, bien sabés de mi breve obsesión con cierto insécto, confirmo he logrado la máquina de resucitar hormigas. Estamos a mano.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s