Viaje en bus

Ahora camino de cabeza. Levito por orden primitivo a son de rebeldías cósmicas, entre gentes graves de gravedades cotidianas. Nos miramos de reojo, haciendo mezcla de rituales de desconfianza mutua y rostros serios.

En situaciones así cierro mis ojos y leo un verso que aprendí de memoria para ocaciones como esta, las filas de los bancos y gente que irrespeta la imensidad del silencio. ¿Qué le pasa a la gente?, el ruido les excita incesante. Tengo mis principios. Uno de ellos sugiere que no es obligación hablar, aun siendo compañia. Una compañia silente no se encuentra en estos días.

Concluyo. ¡Al revés!, ¡este mundo está al revés!, al grado de ir despiertos en una máquina de batidos humanos que llaman transporte. Ellos despiertos y yo dormido.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s