Daniel y los gatos

I
El espejo frente a Daniel
abriendo sus ojos, despacio
como el aplauso de las mariposas.

II
Todavía te estás yendo,
tus manos recogen el cabello,
cubrís el beso que dejó la brisa al cuello,
en tus mejillas llueve el alma…
y no está lloviendo.

III
Esta noche no diré tus lábios
ni seré la última vez en tu mirada,
ni a las aves ni a las manos seguiré,
quedaré tendido en cualquier pecho,
escuchando un Blues desafinado.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Versos bajo La Luna. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s