Lluvioso y triste

I
Todo es silencio, nada se escucha.
Al oído florecen las hojas, cayendo…
de la hormiga el andar…
del viento….
una lágrima.

II
Se acerca un recuerdo,
solitario caminante de lunas…
crucificadas sus manos al nocturno rocío,
pregunta por vos.

III
De pronto existimos en lágrimas,
universos de cristal humedecido,
tan pequeños como un beso
en la inmensidad del recuerdo…
sino, del olvido.

IV
Antes hablamos de la distancia…
de ésta jamás.

V
Cada mañana resucito…
cada noche he muerto, en tu mirada.

VI
Y…

VII
Anhelo hallar mañana al pasado en mi puerta,
y darle en beso en tu boca…

VIII
Pero…

IX
El sol está marchito…
un pétalo más se suicida.

X
Tus besos,
uno a uno…
como líquidas aves vuelan…
olvidé…sos del viento.

XI
Se deshilan los telares del sol.
En la verde noche el triste invierno se ha sentado.
De frío, lluvioso, los recuerdos se cobijan.

XII
Luna.
Al pie de tu árbol, celador de tu ventana,
mi cuerpo anida,
entre raíces se confunde;
tu soledad, nebular, sobre mí se acuesta
y yo…
inhalo el aliento último que guardé de tu boca.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s