Paz

Regalo para un niño/Oswaldo Escobar Velado

Te regalo la paz iluminada,
un racimo de paz y de gorriones
una Holanda de mieses aromadas,
Californias de melocotones.

Un Asia sin Corea ensangrentada,
una Corea en flor, otra en botones,
una América en frutos sazonada
y un mundo con azúcar de melones.

Te regalo la paz y su flor pura,
te regalo un clavel meditabundo
para tu blanca mano de criatura
en tu sueño que tiembla estremecido.

Hoy te dejo la paz sobre tu mundo
de niño por la muerte sorprendido,
una Asia sin Corea ensangrentada,
una Corea en flor, otra en botones,
una América en frutos sazonada
y un mundo con azúcar de melones.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s