La oscuridad

La oscuridad. Sí, la oscuridad. No se diga que aquella inmensa y profunda presencia es después de la luz. Antes, por el contrario, todo era oscuridad y ahora las estrellas ocupan su piel para poder darnos sus mágicos brillos. Díganme entonces, ¿de dónde viene la oscuridad? y, piensen despacio y respondan ¿de dónde viene tan poca luz?.
Les digo, no es diferente la luciérnaga al sol, ambos se enfrentan a un maravilloso mar de oscuridad. ¿Lo ven?. La luciérnaga y El Sol son en esencia pequeños frente a la oscuridad.
Los más felices recuerdos fueron cultivados en el pasado; el pasado es tierra fértil para muchas felicidades, nada moderno. La vida y su esperanza se hallan en el vientre durante muchas noches esperando en lo negro bajo estrellas  que no dan luz. Cuando el vientre es nido de otro corazón sin duda están frente a la oscuridad más pura e inmensa, siempre preñada de vida, como la madre y su feto en el hecho misterioso de mirarse  entre sí. Sí, en el negro oleaje de la oscuridad la luciérnaga es igual al sol.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Adeitopía. Guarda el enlace permanente.

One Response to La oscuridad

  1. Reblogueó esto en majberety comentado:
    Increibles palabras !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s