Pequeño y nocturno

Dormí sobre una semilla.
La luna, silente, soplaba y reía
miraba mis párpados,
miraba en mí el sueño en labor de parto…

Amanecí sobre la piel de una hoja,
rodeado por soles atrapados en pequeñas gotas de agua nocturna;
Amanecí con la estatura de una araña,
con la mirada tejida y paciente, aun dormía.

Mi casa aprendió del viento,
ahora es pájaro
y yo su inquilino sólo solitario.
El brillo de la oscuridad me besa la frente,
es madrugada y las estrellas cantan Patria chiquita mía.

No es el rocío, es el llanto de la noche el que moja los árboles,
el zacate mal nacido y mi pelo marchito.

Aurora canta un tono de luz.
Despiertan los trinos y aun el sol no brilla,
La mañana acicala sus ramas,
se queda inmóvil,
de pronto es un gato cerrando los ojos,
papalotas con tímidas luces afilando sus alas.

Estírate inmaculada ambigua,
maúlla,
háblame,
mis ojos aún suspiran gotas de luna.

Vienes…
del cielo a mis ojos existe por distancia un sol.
Estírate inmaculada ambigua,
los gatos han desaparecido…
con ellos la noche y su cintura.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Pequeño y nocturno

  1. bellezacorazon dice:

    es precioso lo que escribe, un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s