Silencio

Yo no sé decir palabras sino mis manos.
Mis manos miran con extraña y profunda sed
las palabras de tus manos.
En silencio,
arriba, en la negra azotea del mundo, la luna es copa roja…
ahora inclinada, y del todo dispuesta, recoge su pelo y moja mis labios;
abajo, las hormigas llevan sobre sí al mundo…
caminan grandes distancias.
En silencio
yo no sé decir palabras sino mis labios,
llevar sobre mí tu mundo,
y en la negra azotea de la noche hallar tu tierna mirada.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Versos bajo La Luna. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Silencio

  1. Palagrafias dice:

    Gran poema. Te felicito. Si las manos hablaran…
    Me ha recordado al poema de Vicente Alexandre llamado “Mano entregada”. Si no lo has leído te lo recomiendo. Un placer el de Aleixandre y el tuyo. Felicidades.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s