Monthly Archives: abril 2014

Dios no sabe que se equivoca

Dios no sabe que se equivoca ni menos que existe. Un día resucitará de sí mismo, cansado del sueño, buscará en su panza la voz de su boca, hallará una cora en el horizonte de su mirada y se irá … Sigue leyendo

Publicado en Adeitopía | 4 comentarios

Hermoso Caín

Hermoso Caín, qué hermosas flores dieron tus cultivos. Qué hermoso fue verte cultivar los campos… El sabor de tu piel está en la tierra, sudorosa tierra, cálida por los besos del sol, preñada con tus manos, ajena. No llorés, cantá semillas. … Sigue leyendo

Publicado en la sombra de las hormigas | Deja un comentario

Gota de lluvia

Día lluvioso. Soy una hormiga, un Atlas sin mundo; Llevo sobre mí una líquida galaxia.

Publicado en la sombra de las hormigas | 1 comentario

Madrugada de invierno

Tu recuerdo, sus blancas olas, la Vía Láctea y su escote de sabores evocan en mí los resquicios de tu piel humedecida. Mujer desnuda, en mí distante, mis manos se van volando. Soledad, imagen audible de tu boca… Tu recuerdo, sus … Sigue leyendo

Publicado en la sombra de las hormigas | Deja un comentario

Gabo amanece

  No es casualidad que América Latina se estremezca y La Luna se sonroje. Buenas noches Gabo, buenas noches maestro.

Publicado en Versos bajo La Luna | Deja un comentario

Ala de mariposa

Escribo desde esta luna, sobre su pétalo blanco, miro a mi gente… En los rojos protones del alma voy saltando. Hablo moléculas que dicen te quiero y saben a tragos de luna. Soy pueblo. Desde aquí veo a un niño … Sigue leyendo

Publicado en la sombra de las hormigas | Deja un comentario

Cabos atándose

En la infidelidad de los fantasmas tu mirada es un muerto que aún respira… un árbol que nace marchito. Los fantasmas no son simples muertos: tocan, se embriagan, siguen, traicionan.

Publicado en la sombra de las hormigas | 1 comentario