El árbol de La Vía Láctea

De seguro Robert, antes de ser hombre, fue una especie de nido estelar colgado en el firmamento.

Abajo, las diminutas hormigas cargan pesados pétalos amarillos formando románticas columnas que viajan hacia no sé dónde. Como el amor.

Frente a Robert pasan las diminutas gentes hacia su trabajo, hacia un no sé donde que él sabe mirar desde su letargo, sin amor.

Siempre bajo un árbol se le ve rodeado de pesadas piedras e hilos musculosos probos para tensiones provocadas por masas pendulares. Robert ata los hilos en las ramas del árbol y los hilos que caen del árbol los ata a las piedras formando un pesado planetario que él observa con seria locura.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s