Otras flores, los hombres

Al cortar el pétalo vos habés impuesto otro nombre al mío.
La noche anegó los cielos
y el frío hizo caudal de los huesos…
sabés de mí tu ausencia.

Dispuesto al viento,
como si fuese pétalo que cae,
pude asir mis temores
al deseo de ser mano y no flor.

¡Qué tonto!,
sentirse distinto por ser mano y no flor;
a menudo soy pétalo sobre otros pétalos
la hoja que viste al viento,
vela náutica sobre la hormiga o nido
como tantos todos.

No somos manos, lo siento amigos.
Muchas flores somos hombres mal nacidos,
mal crecidos,
cortados en miles,
mutilados,
con falsa imagen de sí o para sí mismos,
como arreglo u ola marchita.

A menudo quisiera ser hombre,
esa pregunta indefensa,
la tierra que abraza la raíz entre sus manos.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Versos bajo La Luna. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s