La hormiga

Ya es la hora:
ya soy hormiga,
tras los restos.

Ya todo sabe a nada:
El humus, los cotiledones, las coronas,
la tinta, el fruto y los paisajes.

Pronto vendrán las hijas de las migajas:
La noche,
alguna caricia acostumbrada,
pronto el frío dará su fruto
y tu nombre el mío al silencio.

Buenas noches, luna.
Si sientes frío te invito mi piel
sino la noche,
no querré perderte una vez más.

Ya es la hora de las migajas,
ya soy hormiga, casi un Atlante

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Versos bajo La Luna. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s