La nostalgia

De niño soñé tener una bicicleta, como todos. Mi padre prometió una a cambio de pequeños logros académicos. Sumergido en aquel sueño infantil, la tengo cada nunca de fin de año en mi memoria; guardé cada cartón para el canje. Se fue mi padre.
Después de tanto tiempo llegó, la he nombrado nostalgia. Cuando soplan los vientos en mi rostro, el viejo niño acostumbrado a la sordera frente al canto de una promesa, se va en bicicleta a buscar entre tanta gente…la sombra de las hormigas.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Adeitopía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s