Cebada, 1980

Hoy te voy ha escribir soledad
maldita
por qué no te vas conmigo
de una vez por todas
y tomamos cebada
lucuados
cortamos mangos
partimos almendras
sentirnos alegres
hijos de puta de los ochentas.
Maricones que no pueden bailar con mujeres
que bailan entre sí
buscadores de juguetes entre la basura
bailábamos entre nosotros
los amigos
bajo el palo de mango
descalzos.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s