Maniqueo, alguna moral y el crack en la Zacamil, 1995

Han vuelto las hormigas

imagino que

cada uno de mis dedos es una de ellas;

Algo buscan y no encuentran.

Y hay luz,

y no la hay

y se hace piano el material bajo el zapato;

Cae una hoja hacia el suelo,

gira cual suicida arrepentida.

Giran los dedos,

sus músculos,

algo quieren localizar.

Han vuelto las hormigas

imagino que

cada uno de mis dedos es una de ellas;

algo buscan y no encuentran,

algo quieren localizar todavía.

Anuncios

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s