Nocturno

I
Ver pasar a diario la luz,
señora morena
de gran tamaño
pata rajada o confesa amerindia
de ojos café,
sin que me vea.

II
Se espiga la noche en el alto cielo
serena y callada como la milpa
cargada de tanto color y aromas
que un buen respiro puya en el pecho
se agita el monte y claro se escucha
el frío alegre tan decembrino
y me acobijo y ajusto el hueso
y no falta nada
y nada tenemos de pertenencias
donde canta el grillo junto a los sapos
y el viento que pasa puedo ser si cierro los ojos.

III
La fresca nostalgia de la madrugada me zampa un beso,
se mete el sereno hasta la cara y puedo ver el patio
por las rendijas de vara vertical y es bueno;
los perros descansan, un ave ulula
y no estoy solo
no están quienes duermen.

IV
Allá a lo lejos corre el río
lo puedo imaginar;
no cambia la soledad,
se siembra en las manos y no duerme
como yo.

V
Mañana seré cangrejo
un puño de nada frente al espejo
una sonrisa justiciera
tal vez halle al cadejo
si voy por las calles nocturnas llenas de miedo
como justo juez de la noche
en busca del hilo de las estrellas.

About neggfre

Creo en mi gente humilde, busco en sus miradas la historia mía; Pienso en el árbol, los ríos y en otras formas de vida que me ilustran la inmensidad de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en la sombra de las hormigas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s